16 Mar, 2018

#avengers infinity war | duro de pelar

mmame mbage brutalidad persecución
- Sin cultura volvemos a la tribu, en palabras del premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, y que los estallidos de violencia estallen en sitios como Lavapiés, barrio de Madrid, Bilbao o Pamplona, donde actuó la que sirve de modelo a la llamada naturalización de la Manada, nos recuerdan de paso a los bienpensantes para los que ir al colegio significaba ir a las clases, y no tanto al recreo o a que se ausentara el profesor. Es como si el descentramiento de la autoridad y el desmoronamiento de los pedestales que predijeron los intelectuales de guardia en 2011 tuviera efectos indeseaos, y sobre todo mucho más cerca, donde estábamos acostumbraos a que reporteros intrépidos se adentraran en los conflictos ajenos y lejanos para enseñarnos el verdadero horror de que no haya otra ley que la del más fuerte, o de la selva. Las continuas menciones contra el acoso, en realidad abuso de la campaña #MeToo, que estimo elitista y puritana, como esas clases de abusos de concursos de Miss, la PAZ, el hambre en el mundo, que deberían ser verdaderamente transversales, me viena a la cabeza la fama efímera de la joven bloguera de nivel como para asistir a congresos informáticos con tarjeta plastificada en forma de escapulario Adria Richards, que escuchó a su paso 1 comentario o típica broma machista en los pasillos de otros asistentes, lo publicó en su blog de miles de visitas, con el resultao que algunos de los desenmascaraos, pues en esas reuniones también conocidas como quedadas todos se acaban conociendo, fueron despedidos de sus trabajos, en lo que en su momento se tildó de abuso de posición dominante de la joven, mujer y bloguera, que parece casi 1 milagro a los que consideran Internet y la informática como algo eminentemente masculino, como son los ordenadores sin género de duda, frente a los antes todopoderosos, aunque no invulnerables, pues eso pasó hace años, ejecutivos de las compañías y empresas tecnológicas que gastan e mail a los que no se pueden ni responder. Tuve la suerte de ver actuar en directo a Adrián Rodríguez, participante en el reality show Supervivientes de Telecinco, en las más de 4 horas de festival #kebuenasummerfest Leganés, y además de la impresión que me causó Henry Méndez, autor del Tiburón que suena en todas las pachangas y fiestas que se precien desde los 90´s, fue quizá por esas versiones variadas que en la voz del autor me sonaba al Mediterráneo de Serrat,, pero creo que fue en ése u otro de los Rodríguez que había sobre el escenario que el público mayoritariamente femenino en el acto que fue el más concurrido de las fiestas de aquel año, interpretó otra de esas canciones pegadizas que se lanzan a cantar muchos espectadores en cuanto oyen los 1º compases. Varios de estos artistas de ambos sexos también interpretaron dúos de canciones que realmente gustan y entre el público también había parejas de grupos étnicos diferentes, que no se me ocurre nada más saludable contra el racismo, pero sobre todo ningún acto violento ni mínimamente agresivo, lo que me da que pensar que si hay gente que se indigna por algo tan etéreo como las letras de las canciones de Reggaeton no puede ser más que por envidia de que haya gente que se lo pase bien junto con la necesidad de algunos de convertir su existencia y la del prójimo en algo parecido a 1 dolor de muelas. Sobre la posibilidad de que esas canciones de éxito y los narcocorridos, entre otras muchas que se censura, solo se puedan conocer y difundir por Internet, todavía en los años 70´s y cuando ni se imaginaba algo parecido, el estreno de La naranja mecánica de Stanley Kubrick, también impactó en mis compañeros de instituto de suburbio que formaron bandas como las de los drugos, y no por eso me sentí agredido y alguno de aquellos elementos luego han sido trabajadores prácticos y amigables en el trato. Esa clase de indignación se parece a la de políticos fracasaos que se van a resolver problemas de otros países cuando los del suyo han lograo quitarse de encima su sarta de prohibiciones aplaudidas por sus partidarios que en aspectos como el gusto que tratan de imponer no diste mucho del de la manada de Pamplona. Alguna vez me ha apetecido a ser posible fundar, o como mínimo formar parte de bandas de hackers virtuales verdaderamente #Anonymous, lo digo por lo que interpretan la recomendación de procurar no significarse, de ir a dar la nota incluso delante de gente a la que no conocen, como cuando sin darnos ni tener ninguna importancia comentábamos las entradas de los pocos blog verdaderamente atractivos que hubo siempre, creábamos de la nada animadas tartulias como si fueran foros o chat sin administrador, o lo que está siendo letal administración que se maneja metiendo miedo, aunque su aportación solo sea pasar la gorrilla como en la ahora denostada WikiPedia que llegó a ser referente en el software colaborativo o libre por el que ya en 2005 y 2006, años de lanzamiento del fenómeno a partir de los lectores de noticias, que además de los foros y los chat eran de lo poco que se podía hacer. Ahora se criminaliza cualquier sitio libre al que se tilda de pirata o Internet profunda, inasequible a los tentáculos de los que quieren imponerse como amos o pastores, es el sucio truco de los censores y puritanos que nos miran por encima, por más que en aquellas conversaciones inadvertidas, normalmente de temas de la propia navegación cuando la palabra #internautas era casi sinónimo de programadores, la mayoría de las veces contando con la presencia del autor o personaje que concitaba la atención, hoy tan preciada, por medios tan precarios que podían estar al alcance de cualquiera.
- Internet interpreta la censura como agresión y busca rutas alternativas, ójala se cumplan las proféticas palabras de John Gilmore, pues es en esas situaciones privelegiadas tan radicalmente nuevas como que antes de su existencia ni siquiera eran posibles, emociones parecidas a las de ver buenas películas o leer libros y revistas enriquecedores, también alguna conferencia, entrevista o intervenciones de las que merece la pena de ser recordadas, igual que las conversaciones entre gente de gusto y civilizadas, tan difícil como siempre ha sido difícil conocer e intercambiar algunas palabras con desconocidos, y que solo se ve amenazao por los que ni siquiera está alcance ni debería ser de su interés interpretan como agresión hasta que los saluden porque no pertenecen a su manada, donde no solo se ve amenaza y abolida la cultura, sino hasta la más elemental educación.
Lecturas: Berta Tena, Reggaeton para prevenir la violencia machista, reseña del taller en institutos de Fuenlabrada para prevenir la violencia machista en las letras de las canciones.

Colores de sastre | ¿A quién defiende la autoridad?

Los 3 avisos fiestas agosto #LGNS

Deja una respuesta

Mensaje:

Categorías

Etiquetas

#España #graffiti #Madrid Anonymous anónimo Catalunya color comunicación corrupción crisis el PP encuestas Errejón estafa estructura fraude Iglesias informática Internet izquierda jerarquía juego Leganés lenguaje Madoff mercado objeto Operación operador pirámide policía programación PSOE Puigdemont Rajoy Rato red reglas sistema SITEL Spain tendencias tiempo Trump TV

De to 1 poco

Dedicaos

Enlaces

Imagen

Internet

Palabra de

Categorías

RSS UPDATE db! #turismo viajes novedades