aventuras del ojo

#SpanishRevolution


– Soy 1 ojo, 1 ojo mecánico. Yo, la cámara, os muestro el mundo del único modo que puedo verlo. Libre de las fronteras del tiempo y el espacio, coordino cualesquiera a todos los puntos del universo allí donde quiera que esté. Mi camino lleva a la creación de una nueva percepción del mundo. Por eso explico de 1 modo nuevo un mundo desconocido para vosotros, Dziga Vertov, director de cine y revolucionario soviético, 1923. Los objetos son objetivos, los sujetos somos subjetivos, las cámaras nos devuelven objetos de plástico o de papel que les hemos pedido subjetivamente, personalmente, y los analizamos o simplemente los vemos también subjetivamente, las imágenes nos acerca a lugarles lejanos, actualiza el pasado al presente y lo reconstruya a nuestra forma de pensarlo. ¿Podría un perro reconocer a su dueño en una imagen en color a tamaño natural? No por muchas razones, pero especialmente porque los animales sólo perciben las fotos como objetos de plástico o de papel sin diferencias con los demás, nunca como imágenes. Si aceptamos que para los humanos las fotografías son a la vez objetivas y subjetivas quizás sea ése el único punto de encuentro posible entre distintos puntos de vista, pero debemos tener en cuenta que el cerebro humano y su funcionamiento íntimamente asociado a los ojos. Cuando miramos un objeto la imagen es transportada de la retina al cerebro por el nervio óptico.
– La fotografía es otra imitación afortunada del mecanismo del ojo, Carlos Villasante, profesor de Bellas Artes.

– El nervio óptico es como un cable eléctrico de 1.000.000 filamentos que transportan mensajes al cerebro que producen una sensación visual, Departamento de Oftalmología del Instituto Dexeus de Barcelona, un líquido claro y transparente llamado humor acuoso fluye contínuamente en el interior del ojo. A la pregunta sin respuesta de si todos vemos lo mismo cuando miramos se puede responder afirmando que las cámaras sí ven lo mismo: ante las cámaras el mundo revelado por la luz se representa a sí mismo. El fotógrafo que maneja una cámara tiene a su disposición un abanico de posibilidades y accesorios más o menos ámplio según el modelo o modelos que utilice para tratar de plasmar lo más fielmente que le permita su pericia lo que está viendo en un pequeño pedazo de plástico transparente de 24 por 36 milímetros, el más utilizado, impregnado de sustancias que sufren alteraciones químicas por efecto de la luz. Las cámaras son objetos para uso personal, como un reloj, como unas gafas, como la roPa que nos viste, es decir, objetos asociados a un sujeto. Pueden ser usadas como espejos en los que tratamos de encontrar el lugar que nos corresponde en el mundo o ventanas a través de las que vemos el mundo que nos rodea. Las tomas fotográficas son prácticamente irrepetibles, tan irrepetibles como la combinación espaciotiempo en la que vamos sumergidos. El aquí y ahora del fotógrafo es prácticamente irremplazable y muy difícilmente repetible, aunque haya tantos y tantos plagios, pero una vez revelado el negativo o registro obtenido por procedimientos fotográficos y químicos se pueden obtener infinitas copias de la misma fotografía. Se puede fotografiar todo lo que se ve a simple vista y dependiendo de la habilidad del fotógrafo y de su paciencia, con una cámara se pueden ver más cosas y mejor que a simple vista y además registrarlas. El retrato de personas y grupos humanos es el género fotográfico por excelencia hasta el punto de que para muchas personas los retratos y las fotografías son la misma cosa. La naturaleza, desde las más lejana del Universo conocido, que es fotografiada con ayuda de telescopios y artefactos teledirigidos, hasta la más ínfima e invisible, los microorganismos que son fotografiados con ayuda de microscopios, y las construcciones, artefactos y artilugios creados por los humanos, entre ellos los fotográficos, son los únicos 3 temas o géneros de la fotografía. Los subgéneros son infinitos y lo real que se fotografía en un pequeño instante de luz puede ser tan cambiante como la vida misma. Por razones nunca explicadas y puede que ni siquiera descubiertas si el nuevo cachivache que se anuncia en medios especializaos sólo ha llegao a manos de astronautas en prácticas, pilotos de aviones de combate e incluso de bólidos de carreras se trata de otra panacea que volverá a salvar el mundo pero cuando se comercializa abiertamente y sobre todo, si como ocurre en casos contaos gusta a muchos usuari@s de forma que entre todos consiguen rebajar e incluso hacer rentables sus costes de fabricación hasta bajar sus precios inicialmente prohibitivos, estamos sin duda ante una nueva hornada de perjudicaos dispuestos a llenar en apenas un puñao de años las consultas de los psiquiatras, solitari@s para los pasillos de los manicomios e incluso son capaces de hacer tambalearse los sólidos cimientos de las democracias aparentes cuyos hilos invisibles manejan los mismos tiranos de siempre. Entre los fracasos estrepitosos siguen destacando cada vez que se vuelven a lanzar dispositivos de libros electrónicos, que todavía siguen empeñaos algunos en confundirlos y enredarlos con los libros clásicos en papel, o más allá incluso con el índice de lectura, que tampoco. Valga como prueba los nuevos bríos de la censura, el incremento de las nóminas de censores y hasta la nueva cara maloliente de la inquisición de los mismos tiranos. Es evidente que si fueran a desaparecer los libros en su formato tradicional nunca superao ni amenazao en más de 500 años no se publicarían tantas estupideces parece que en aumento y por parecidas razones, si estuviera amenazada la lectura los tiranos habrían cesao en su empeño de levantar sobre las masas lectoras a tantos mediocres ruidosos antes escandalosos, que para todo hay que valer y aunque sea el esfuerzo. En ¿Sueñan los androides con ovejas mecánicas? o eléctricas o electromecánicas, celebrao relato de 1968 ambientao en 1992 escrito por Philip K. Dick, nacido en 1928 y fallecido en 1982 en el que se inspiró Ridley Scott para componer la sinfonía de cine con vida propia titular Blade Runner el dios del momento se llamaba o llamará Mercer, la imagen borrosa de 1 profeta escalando penosamente la ladera interminable de dificultades de una montaña desde la que caen todo tipo de cascotes. La misa para coger ánimos se oficiaba individualmente 1 aparato muy parecido a las actuales Play Station de Sony que se maneja en los transportes públicos con los pulgares de ambas manos. Ahora mismo la elección de contenidos aptos para ser vistos en pantallas de pocas pulgadas como las de los habituales móviles o terminales de la redes celulares de antenas de telefonía, adivinar los temas que pueden tener éxito así como la forma o formas que deben adoptar para tal fin desvela el duermevela de los editores, sin embargo el reproductor de estas características mínimas o pocket que ha triunfao sobre los restos de chatarra es el caballo de batalla de los agoreros de las moderneces con argumentos tan pueriles como que estas aficiones fomentan el sedentarismo y hasta los involucran con el problema de la masa corporal 18 % cuando por su pequeño tamaño vienen a solucionar precisamente el sedentarismo que imponen las pantallas de muchas pulgadas como las de las teles y los equipos informáticos de sobremesa pero sobre todo decir como dicen los divorciaos ilustres que fomentan la incomunicación y el aislamiento cuando son los instrumentos más avanzaos de los que disponemos precísamente para la comunicación, las relaciones & cont@ctos se antojan como algo parecido a apostar decidímanente por el regreso a la prehistoria con orejeras y antifaces para ver eclipses. Se nota que algunos escriben confiando ciegamente que nadie lo va leer, vale pero cualquiera que haya estudiao los intríngulis de la comunicación humana, no la de las abejas o los cuervos sabe necesariamente que el talón de Aquiles de los medios que multiplican su alcance como la imprenta y el papel o papeles, el teléfono por cable o inalámbrico, la radio e incluso la tele es el carácter unidireccional de esos mensajes de forma que quien controla los medios de multiplicación puede colocar su doctrina a una enorme cantidad de receptores sin que los receptores puedan responder aunque sólo sea para defenderse, lo prueba el hecho que la justicia reconoce como eximente la indefensión de los linchamientos mediáticos también llamados juicios paralelos pues ya tienen bastante los condenaos. Pero no hay vuelta atrás, los formatos pocket gustan porque cualquiera con un móvil puede emitir mensajes de largo alcance al instante. Desde hace años Pablo Pérez Mínguez, Premio Nacional de Fotografía 2006 acostumbra a dejar su cámara a todo tipo de personas para que le fotografíen como un turista más y su conclusión es demoledora: todos llevamos un artista dentro pues hasta un niño es capaz de dar instrucciones al modelo o modelos para componer la escena, seleccionar parte, repetir la toma si algo ha fallao y un montón de detalles de gusto antes de disparar y después. El camino, tanto de ida como de vuelta que ofrecen los formatos pocket o mínimos son y serán su éxito y los dominadores de antes, aún partiendo desde posiciones ventajosas habrán perdido su principal arma: la censura de lo ajeno. Un ejemplo lúgubre: en los programas de despellejamiento social se cita con todo lujo de detalles y al margen de cualquier ley a todo tipo de v?ctimas excepto los que se llaman entre ellos compañeros y muy especialmente los editores de los otros medios de comunicación no tanto porque se hagan competencia indeseada con publicidad gratuita sino porque temen que les respondan con parecidas artimañaas y a lo mejor con más gracia y razones pues si el medio era el mensaje como dijo McLuham cuando sólo unos pocos controlaban los medios en unas condiciones mínimas de igualdad de oportunidades volvemos o regresamos al valor de los mensajes, ahora lo que cuenta es lo que se dice. Al contrario de lo que se suele creer, las redes celulares de antenas inalámbricas de telefonía móvil pueden soportar tanto tráfico como las redes encapsuladas en cables aislantes del metal conductor pues en ambos casos los datos se codifican y decodifican en los amplificadores de señal y en los terminales receptores y el volumen de información que pueden manejar no depende del medio en el que se trasladan comprimidos a velocidades instantáneas. Las limitaciones cuando no restricciones de acceso y los precios prohibitivos cuando no disuasorios tiene que ver más con la naturaleza o como se llame del negocio de los operadores de telecomunicaciones que con la tecnología. Es prácticamente imposible conectar a Internet con un dispositivo relacionao con la tecnología de telefonía móvil so pena de tener que superar otra larga retahíla de formularios que se atascan en el dato más estúpido, funcionarios de los que toman notas aparentemente mecanográficas o dactilográficas disuasorias de las denuncias siempre en descenso en las comisarías de policía pluriempleaos rellenando reclamaciones para los operadores de conexiones a Internet, desconocimiento absoluto de la mensajería electrónica, escibirles un correo electrónico es como enviarlo a la papelera, casi mejor a la papelera o a un destino equivocao pues aunque remota tienen la posibilidad de llegar a algún lado, los parásitos habituales que gravan las ventas de estos dispositivos con impuestos públicos y privaos aún en formatos vírgenes mantienen una tupida red de empresas fantasmales que a cambio de registrar datos presuntamente protegidos por otras leyes contaminarán los dispositivos necesarios de cualquier basura menos lo que se necesita o peor, imposible. Si se logran superar las trabas y cortapisas a la entrada o en otras palabras, si alguien hubiera lograo alguna vez saltar intro empezarían a operar otros sistemas disuasorios, sobre todo el de preguntarse para qué tanto empeño. Se cargan las tintas contra las pantallas de pocas pulgadas, pocket o mínimas como las de los terminales de telefonía móvil y las videoconsolas cuando se debería responsabilizar a los operadores de telecomunicaciones que mantienen un abismo abierto al vacío entre lo que se podría hacer y lo que no permiten que se haga que raya en la temeridad por acostumbrar al público que ya tendrían ganado a refugiarse en las tarjetas de extensión de memoria, en los cables de conexión a los equipos informáticos de sobremesa e inalámbricos de corto alcance, en los intercambios de archivo de usuario a usuario y otros ingeniosos modos de operar que a cambio de retardar el visionado por minutos o por horas están empezando a hacer viable otro tipo de comunicaciones menos dirigidas aunque más desorganizadas. No hay candaos y empieza a no haber ni puertas, el viejo sueño del tirano amargando la cena a las familias de televidentes reunidos ante las pantallas del sistema se desvanece con unos simples cascos y un poco de paciencia, menos directo pero más variedad, menos tecnología punta pero más ingenio. Un ejemplo traído al pelo lo encontramos en las videoconsolas de Microsoft en contraste con las de Nintendo y Sony: el negocio de Microsoft está basado en la caducidad de sus sistemas operativos o cualquier otro software o hardware que desarrollen, especie de productos consumibles lastraos con molestas ventanas emergentes como el odiado clipo y otras trabas y cortapisas que lejos de solucionar problemas se convierten con frecuencia en el problema por impedir la multitarea, los juegos compartidos por aquello de tener que vendérselo a todos los jugadores y ahora por lo que cuentan también lastrando la edición audiovisual del incrédulo usuario que ha pagao por un producto supuestamente avanzao o que podría serlo pero no quieren que lo sea. El resultao es que aunque los otros fabricantes siguen lanzando productos mejoraos a los programadores les compensa seguir sacando juegos nuevos para los productos anteriores porque han conectao con los usuarios y siguen creciendo juntos mientras que las consolas de Microsoft necesariamente dotadas de conexiones para las actualizaciones y de gran capacidad de memoria para archivar los pesados programas de juegos o son arrinconadas o cambian de uso como por ejemplo de discos duros externos de otros accesorios más limitaos de capacidad. La informática de consumo penetra en los hogares desde las oficinas, lo que no quiere decir que los equipos desechaos para manejar inmensas listas de datos vayan a parar al final de su vida industrial a los domicilios particulares de los que los trabajan sino que en ellos aprendemos lo que falta los oficinistas, única forma de avanzar. En una presentación oral de una herramienta naciente de software para navegar por una intranet, versión pocket de Internet pero con información & prestaciones pertinentes para el objetivo del oficio que cumplen, el orador confundía las barras de búsquedas con los filtros de búsqueda. In su situ era demasiao complicao explicar que las búsquedas se hacen tecleando palabras en 1 barra mientras que en los filtros las palabras ya están elegidas, se miran abriendo 1 pestaña normalmente y como mínimo resultan aparentemente útiles que ni pintadas para navegar con flechas y botones como los de las cámaras digitales, los teléfonos móviles y cualquier otro dispositivo pocket como los de videojuegos, los entrenadores personales con puntero así como para los menos avezaos en el arte typewriter que son los más. En la naturaleza los filtros son materias porosas como el fieltro, la esponja, el carbón, la piedra o masas de arena y piedras menudas a través de las que se hacen pasar líquidos para clarificar sus componentes y por supuesto el ya conocido sistema de selection | Selección | Selecció según criterios establecidos normalmente a priori, aunque no siempre. Se dice con frecuencia que el mercao de las hipotecas es puramente interior en Love Spain.

– España huele a ajo con lo que quieren decir que los ladrillos, el suelo, los especuladores, los bancos, los compradores son de aquí lo que no dejaría de ser un chollo, piénsese en la autarquía de la dictadura franquista en los años 60´s y 70´s del siglo XX, cuando el aislamiento al que nos sometieron los otros países permitió ajustar la producción al consumo con poco margen de error, algo parecido al pago aplazao que hacemos a los fabricantes de coches según los ejemplares vendidos del mismo modelo. Que todas las cuentas fueran tan fáciles, aunque el compañero socialista resentido Almunia contrató a un experto en vivienda de Bombay o Calcuta para explorar de acuerdo con el mercao hindú el de Love Spain.
– España huele a ajo que se parecen igual que en la crianza del ganao vacuno o bovino, apenas en la semejanza meramente formal de la materia prima y poco más. para empezar un alto porcentaje de trabajadores del sector no son aborígenes. Esos mismos trabajadores y sus familias que también han repoblao zonas del interior de la península Ibérica antes imposibles y que han aumentao el número de pobladores de manera como mínimo preocupante en tan poco tiempo son también compradores que nadie podía haber calculado. Finalmente en zonas costeras que nunca se han planteao siquiera pedir 1 subvención ni para rentabilizar lo que producen, por ejemplo naranjas y recientemente tomates en los invernaderos, tanto los compradores como los ocupantes ocasionales de las hipotecas tienen poco o nada que ver con los ocupantes tradicionales del lugar, alguno de los cuales puede haberse enriquecido limpliamente vendiendo el suelo de la huerta de secano que ya le había quebrado la espalda cuando empezaron a llegar los turistas. Precísamente la queja más recurrente de los nacionalistas globales es que en algunas islas del mar Mediterráneo y del océano Atlántico, igual que en zonas costeras de Andalucía y Levante parecen más cualquier cosa a simple vista que territorios de Love Spain.
– España huele a ajo que lo que está en juego es si los aborígenes estamos dispuestos a ser colonizados pero no que nadie nos quiera ni ver. Cada operador divide y cubre los núcleos poblados y algunos de comunicaciónes llamaos celdas, celdillas o células con antenas que permiten un intercambio determinado de datos en su zona de cobertura a traves de terminales por el procedimiento de subdividir las ondas de sonidos en fragmentos sin que se resientan los mensajes. El código o los códigos para las ocasiones son los elementos necesarios y las reglas de combinación entre los elementos, lo que también se conoce como sistema o estructura, conocidos y aceptaos por el emisor & el receptor o los receptores para que haya comunicación. El ICC es un código de 19 números que identifica cada 1 de las tarjetas SIM que pueden operar en las redes celulares de antenas una vez registradas por 1 operador; empiezan siempre por 89, continúa por el dígito del país, en España el 34, el código del operador a continuación y finalmente las 13 cifras de cada tarjeta. El IMEI compuesto de 15 dígitos numéricos es el código de cada uno de los terminales de la red celular, empieza por 35 ó 34 y permite bloquear el aparato a los operadores, también en caso de extravío. La capacidad de comunicación también conocida como facultad del lenguaje es lo que más caracteriza a los Homo sapiens en la naturaleza. Se puede comparar con las facultades comunicativas de las abejas, Apis mellifera con su danza, a parte la pobreza de signos, concretamente 2 se le achaca además la falta de respuesta codificada de la otra abeja que sí lee lo que le cuentan, es decir, que puede ir a toda velocidad a la pradera de flores frescas que le señalan pero no puede responder que se encuentra muy cansada, que le duele la cabeza ni de ninguna otra manera que actuando. Algo parecido se puede decir de las cadenas de televisión respecto de los canales siempre abiertos en Internet: el espectador no puede ser cuantificado o requetecontado de manera especulativa aunque sí administrativamente, pero sobre to se diferencian desde el mismo momento que 1 medio ofrece responder mientras que el otro espanta con el mando salvador o a tragar. A diferencia de lo que se cree nuestra capacidad craneal media es la misma que la de nuestros más lejanos antepasaos y la diferencia, si la hay es la ingente cantidad de conocimientos que logramos transmitir de generación en generación desde el origen. Al acervo que se transmite o comunica de generación en generación es a lo que se llama generalmente cultura. La lengua es el código que manejamos o nos maneja para comunicarnos, en cada momento 1 complicado sistema o estructura de elementos que relacionados entre ellos sirven para hacer combinaciones aceptables o menos. El idioma principal que no único de Love Spain.

– España huele a ajo además de permitir la elipsis o escamoteo de lo déjà-Vu, ya visto, sobrentendido, cansino por demás tiene ideas por no decir palabras dôûbles, es decir, trisexuales pues también son o pueden ser si les peta neutras y concordarse como se desee con el resto de la oración con sentido completo o cerrao habla, lenguaje es la facultad humana y de algunos animales para comunicarnos con los de nuestra especie, lengua es el código social compartido para codificar y descodificar mensajes cifrados en signos, habla es la plasmación concreta de la lengua que hacemos cada uno de los hablantes en cualquier momento. El del efecto multiplicador de las palabras, la imagen y otros signos de doble cara formal y de contenido con los que articulamos la comunicación eminentemente humana aunque no sólo, es otro pensamiento que me acompaña hace lustros, cuando leí “La obra de arte en la época de su reproductibilidad técnica” entre otros Discursos interrumpidos de Walter Benjamin en el ejemplar que aún conservo y puedo volver a leer cuando quiera pero no hace falta. En el discurso de Benjamin las obras literarias fueron rigurosos incunables que se copiaban a mano hasta 1495 en Europa, aunque la imprenta, el papel y el uso de la tinta lo inventaron los chinos mucho antes. Se está cumpliendo otro de los aniversarios que jalonan recuerdos de Henry Ford, nacido en 1863 y fallecido en 1947, mítico fabricante de automóviles que puso en marcha la 1ª cadena de montaje para fabricarlos en serie al mismo tiempo que se certifica en los telediarios la desaparición del último fabricante manual de coches que quedaba, herederos a su vez de los prósperos propietarios que hacen los años que hagan de lo de Ford se preguntaron entre ellos:
– ¿A quién pensará venderle esos coches ese Ford? A los propios trabajadores y con el tiempo también a las trabajadoras de las cadenas de montaje, por ejemplo. Con el toque de excelencia se diría que sexual que parecen proporcionar algunos coches e incluso motos a los que tienen veleidades artísticas se trabaja cultivando la marca o más exactamente la imagen de la marca pero nadie pone en duda que salen sin excepción de cadenas de montaje. El cultivo de la imagen de marca o de cada marca no sólo tiene que ver con la venta contínua de los nuevos modelos de vehículos que van saliendo por instantes de las cadenas de montaje, que también sino sobre todo de las piezas de repuesto por averías pues en los coches fabricaos en cadenas de montaje las piezas averiadas o rotas no se suelen reparar sino que se cambian por otras nuevas y entre todas las piezas de repuesto hay algunas muy notorias a las que se llama consumibles.

– Da lo que tienes para que merezcas recibir lo que te falta, dicho con más razón que un santo pues el resultao es que los vehículos vendidos siguen proporcionando puestos de trabajo en las cadenas de montaje y otras muchas industrias y negocios auxiliares y por tanto ingresos aplazados para los dueños de las marcas. Mientras que de un modelo nuevo que lancen no saben cuántos van a vender, una vez vendidos los que vendan los ingresos que van a generar en respuestos y consumibles sí los pueden calcular al detalle. Hasta el aniversario que cumpla el viejo cálculo de Ford, empresario merecidamente memorable, se habrá saldao con incontables ingresos, tambien para los empresarios de negocios auxiliares y los respectivos trabajadores hasta que dure. En los últimos años del siglo XX me tocó ensalzar en una crónica una exposición de fotos sobre la incorporación de las mujeres a los trabajos y de aquella exposición en particular organizada desde la sección femenina de un sindicato con vocación vertical la incorporación de las mujeres a las cadenas de montaje de automóviles. Aunque las mujeres se ensalzan a sí mismas con esas imágenes y reconociendo también que los anuncios de grandes marcas de automóviles son últimamente más artísticos, como diseñaos por fotógrafos de los de moto de marca en blanco y negro hay que reconocer que la publicidad de marca o de imagen de marca de los automóviles, véanse los calendarios de los talleres de reparación y de los neumáticos, es decididamente sexual y se vale de las Women object. Lo que digo es que si las mujeres se ensanzan a sí mismas manos a la obra en las cadenas de montaje de automóviles, los dueños de las cadenas de montaje cultivan las imágenes de sus marcas proponiendo o invitando a vivir experiencias, algo parecido a los consumibles de los coches, no sólo el combustible, también los filtros y las piezas que se desgastan con el uso o se rompen. Se quiere que los coches se asocien a nuestros deseos o sueños más en el terreno de las experiencias que en el de los objetos que nos resultan útilez aunque tambien hay anuncios que venden seguridad por mucho que la gran mayoría vendan humo. Las pilas y baterías recargables están en la frontera entre el objeto sólido y la experiencia consumible y normalmente figuran en un capítulo a parte de las garantías de los fabricantes. Igual pasa con las mujeres según sean Women object o trabajadoras, lo que quiere decir que algunas buenas piezas pueden ser a la vez consumibles o para siempre. En palabras de Carlos Villasante las cámaras para captar imágenes son una imitación afortunada del ojo que ve. Descubierta por Aristóteles con hitos memorables en Leonardo Da Vinci, William Henry Fox Talbot y Robert Capa la cámara oscura puede llegar donde el ojo humano no alcanza, incluso ver por su cuenta sin que necesariamente tenga que haber ningún ojo detrás. Pero como técnica o tecnología que también es sus resultados tienen que ser siempre reducibles a evidencias físicas y químicas perfectamente comprensibles por evidentes y repetibles y en ese sentido dejan en un plano apartao lo que haya tras la cámara que reduce a un plano rico en matices el teatrillo dispuesto delante, una copia muy alejada de la arbitrariedad del signo elucubrao, por eso se persigue a los caricaturistas & escritores más díscolos. En la primavera de 1989 tuve en mis propias manos la caja de madera antigua aunque del tamaño de las cámaras pocket con la que Fox Talbot inventó 150 años antes el negativo fotográfico hasta 1935 sólo en negro en Lacock Abbey, cerca de Bath, al Oeste de Inglaterra que sí es invento radical en la historia, antes no existió nunca a diferencia del descubrimiento de la cámara oscura que es descubrimiento de la ley o conjunto de leyes físicas que lo hacen posible. El invento radical del negativo lleva aparejada la posibilidad de guardar las imágenes captadas con cámaras oscuras, importante si se tiene un cuenta que la escritura es una invención motivada por la necesidad de guardar las palabras del habla humana, interpretación personal e intransferible de la lengua común que han compartido e incluso compartieron comunidades de hablantes, 6.000 lenguas estimadas de lo que es el código social de nuestra principal cualidad como especie y familia en el planeta Tierra: la propiedad del lenguaje. Lo que llamamos color es la forma física que adoptan las ondas electromagnéticas emitidas por la estrella que llamamos Sol, más conocidas como rayos solares y otras fuentes infinitamente menores, más lejanas, incluso reflejadas al rebotar sobre las superficies y configurarse su interpretación en el ojo. El azul del cielo, el verde de la vegetación, el rojo de la tierra son los colores básicos con el cyan, el magenta y el amarillo como complementarios. Se cree que el color verde transparentado a contraluz en amarillo de la primavera afecta a los sentidos humanos y de otras muchas especies y familias, despierta la vida, quizás lo más importante. Las cámaras oscuras o cuevas de nuestros antepasaos eran a su vez versiones de la cueva mayor o cielo y los primeros dibujos en sus paredes se sitúan en lo que sostiene la bóveda protectora como columnas, igual que los dolmen del horizonte. Entre las hipótesis deste producto, que no tiene por qué haber hipótesis pero eso no significa que tengan que sobrar está que las palabras y las imágenes son lo mismo, signos en el sentido que tienen una forma o significante y 1 contenido o significao que se asocian de manera tan simbólica como arbitraria pero siempre convenida por una comunidad que comparte el código común, como se demuestra en el acto de enunciarlo y en el de entenderlo. Desde el 31 de febrero de 2006 tengo la convicción que imágenes, palabras y to tipo de signos audibles brotan solos porque ya están ahí. Puede que no sea ese el sentido ni siquiera como objeto profundo de la vida pero cuando la propia vida se siente más amenazada pueden brotar como setas Lepista nuda, pie azul en un derribo campestre de pequeños listones de 1 parqué doméstico ya cambiao y nos vemos obligaos a escuchar pequeños detalles tan importantes y necesidades mínimamente creíbles desde nuestro interior monitorizado. Para pensar con Pedro Calderón de la Barca en boca de su personaje Segismundo si la vida sólo es sueño hay que pensar en los ensueños y los propios sueños como algo tan personal que es prácticamente imposible transferirlos e incluso comunicarlos a diferencia de acontecimientos, sucesos, tranquilidad suiza de la comunidad que sea de los que estamos a varios miles de kilómetros. Con los sueños y los ensueños nunca sería posible el más riguroso directo. Los griegos y los romanos antiguos llamaban historia a lo que ahora llamamos reportaje, informe, dossier y a su manera también sabían guardar imágenes sin palabras. El vellocino de oro que saquearon Jasón y los argonautas lo tenemos que imaginar pero el arca de la alianza saqueada por los Templarios está grabada en 1 columna de Roma. Los que visitan Pompeya, Herculano y otros poblaos cercanos a Nápoles sepultaos en lava por la erupción del volcán Vesubio el 24 de agosto del año 79 encuentran Amanita muscaria (L. ex Fr.) Hooker, matamoscas o mojardón y Lactarius deliciosus, níscalos, mícalos, hongos dibujaos al fresco en las paredes de 1 prostíbulo como las señoritas del carrer d´Avinyó, Barcelona tiempo después que junto a las ya conocidas Amanita caesarea y la mortal Amanita phalloides servidas mezcladas en la cocina por la cruel Mesalina para exterminar al emperador Claudio. Además de las setas tenemos relatos cabales de Suetonio, Tácito, Dión Casio y Robert Graves. A la misma velocidad que el rayo respecto del trueno se adaptan las cadenas de televisiones, al fin y al cabo tan electrodoméstico como los otros, al mismo tiempo quen Internet la oferta de imágenes personales, familiares y del ocio responden a un tipo de demanda atomizada, puntual, to lo discreta que se quiera o pueda frente a los grandes acontecimientos deportivos & sociales de relumbrón, para lo que la televisión en directo sigue siendo tan imprescindible como para las noticias tempranas de última hora, aunque no tanto en los análisis, cuando se desmenuza la amalgama que sea en partes manejables. La imagen siempre ha sido superficial, algo así como epidérmica excepto cuando se analizan en detalle pues aunque difícilmente expresan pensamientos o ideas como las caricaturas y los escritos. Revelar es limpiar, quitar o levantar las sustancias gelatinosas literalmente pegás al soporte normalmente plástico, últimamente tan complejo como elojo de 1 abeja, Apis mellifica, aunque a diferencia casi siempre plano pos enalgunas cámaras sha arqueao en correspondencia al arqueamiento de la punta exterior de la lente biconvexa poniendo de paso más difícil si cabe la imagen desenfocá que no se sabe cómo todavía se consigue hacer que por las fotos oscuras y las movidas ni sha intentao corregir ni sintentará en tiempos. Lo dijo Joan Fontcuberta:

– Los avances de la imagen se conseguirán en el corto espacio que va de la punta de la lente biconvexa al plano focal en el que se proyectan las ondas electrómagnéticas qentran por el diafragma en la cámara oscura, por tanto hacer varias mediciones de las luces y las sombras con el fotómetro de las cámaras antes de las tomas y hacer las pruebas necesarias antes de dar por buenas las copias resultantes es la única garantía fiable para no perder el tiempo y dañar su autoestima. Todas las acciones necesarias para la obtención de fotografías las puede ejecutar una persona. Los materiales sensibles a la luz, tanto los transparentes como los opacos, se deben manipular en completa oscuridad en unos casos y en penumbra en otros. En un cuarto situado en la zona más sombría de la casa que se pueda oscurecer por completo y no necesariamente de grandes dimensiones se puede instalar un laboratorio fotográfico. La posibilidad de ventilarlo fácilmente, una toma de agua y un desagüe elevan las prestaciones del cuarto oscuro al gusto del fotógrafo más exigente. En los laboratorios fotográficos deben separarse las zonas secas de las húmedas. En la zona seca, necesariamente cerca de la toma de electricidad, se ubican la ampliadora, los papeles sensibles debidamente protegidos y diversos accesorios. En la zona húmeda, cerca de la toma de agua y del desagüe, deben situarse el tanque de revelado, los productos químicos necesarios para efectuar los procesos, probetas para hacer las mezclas, un termómetro, un reloj, pinzas, cubetas y otros elementos. Es preciso advertir que en ningún caso se deben reutilizar los envases de productos comestibles y bebibles para almacenar productos tóxicos que puedan inducir a confusión; los químicos que se emplean en el revelado y positivado de fotografías son tóxicos. En tono menor es necesario advertir también que los fotógrafos deben prestar atención y cuidado en no mezclar los elementos de la zona húmeda con los de la zona seca ni “transportar” humedad en las manos y en la ropa. Los materiales no velados o ya velados deben tocarse únicamente por el reverso de las emulsiones. En previsión de las dificultades que pueden presentarse en su manipulación es recomendable tener las manos, incluso enguantadas, limpias y secas. Una vez secadas las emulsiones debe evitarse que entren en contacto con la humedad, especialmente si se trata de los agentes químicos que se utilizan en los procesos húmedos. La suciedad, especialmente la “microsuciedad” (motas de polvo, gotas de agentes químicos, pelos, huellas, etc.) son el peor enemigo de los fotógrafos. La ejecución límpia de los procesos fotográficos es una virtud que con el tiempo degenera en necesidad e incluso en obsesión razonable. El objetivo del fotógrafo en el laboratorio no debe ser limpiar los residuos, sino intentar poner fin a su producción desde el primer momento. Una gota de cualquier químico de los que se utilizan en los procesos húmedos, una vez seca puede cristalizar en una mancha imborrable capaz de arruinar cualquier resultado. No sólo pueden sufrir daños las emusiones, tambien la piel, los ojos, que no deben frotarse nunca, ni aún en caso de perplejidad o deslumbramiento emotivo al ver aparecer la imagen sumergida en los químicos, y también la ropa. Las emulsiones transparentes y opacas se “velan” cuando la luz incide sobre su superficie sensibilizada y produce un cambio químico en la misma. Mediante un proceso posterior fácilmente realizable, estas imágenes latentes se “revelan” en un baño húmedo para obtener imágenes positivas o negativas. Aunque se siguen los mismos pasos, son procesos diferenciados. En los envoltorios de las emulsiones sensibles y de los agentes químicos para revelarlas aparecen instrucciones que los fotógrafos deben respetar en los tiempos mínimos recomendados. Con experiencia y buena maña, la mayoría de los entendidos recomiendan sobrerrevelar o revelar un poquito de más -medio minuto añadido ó 4 agitaciones en vez de 3- las películas negativas, pero sin pasarse. Los sastres saben que una manga larga da menos problemas que una manga corta. De hecho, las zonas totalmente transparentes de los negativos se pueden dar por perdidas. Con las copias positivas ocurre lo contrario: una vez secas y endurecidas las emulsiones se oscurecen. En una entrevista publicada en la revista “Darkroom Photography” en 1989 el fotógrafo Ralph Gibson, que había impartido un curso en el laboratorio de Ansel Adams, reveló que el creador del sistema de zonas tenía un horno deshidratador para secar rápidamente las tiras de prueba y ver los resultados finales de la exposición en las copias. Sin medios tan sofisticados como los de Adams, los fotógrafos que conocen este oscurecimiento reducen el tiempo de exposición obtenido en la tira de prueba en torno a un 10 % de tiempo total. Algunos fotógrafos llegan incluso al 20 % en la reducción. La agitación y la temperatura influyen decisivamente en los procesos húmedos fotográficos. Cuando no se tienen experiencias anteriores con los químicos que se emplean es conveniente agitar por inversión 3 veces cada 30 segundos en los tiempos de revelado cortos, hasta de 9 minutos, y 3 veces cada 60 segundos en los tiempos largos, de más de 10 minutos. Aunque es preferible hacer las mezclas o “diluciones” de los químicos concentrados con agua caliente, pues se disuelven mejor, la temperatura de los diferentes agentes químicos que intervienen en los procesos húmedos deben mantenerse estables en todos los químicos. Los cambios bruscos de temperatura durante el proceso húmedo pueden reticular o trocear las emulsiones sensibles. Los procesos húmedos deben ser continuados hasta completarlos. Nunca se vuelve atrás en un proceso que normalmente incluye un baño revelador, uno de paro que detiene radicalmente el efecto del revelador (el baño de paro se puede hacer sólo con agua y en plan casero con unas gotas de vinagre) y un baño fijador que elimina los granos no “velados” ni “revelados” y endurece las emulsiones. Hasta aquí llega la parte más delicada de un proceso continuado en el que no debe haber descansos o paradas intermedias para hablar por teléfono o abrir la puerta, aunque algunos de estos accidentes han derivado en verdaderos descubrimientos. El proceso se completa lavando las emulsiones con agua corriente durante unos 20 minutos aproximadamente. Se puede reducir el tiempo de lavado con un baño eliminador de restos químicos. Antes de poner a secar las emulsiones se suele emplear un tratamiento con humectador, un detergente químico que hace que las emulsiones sequen uniformemente sin dejar residuos. En fotografía se habla de contraste cuando se hace referencia a la relación entre las zonas claras y las zonas oscuras que componen las escenas. Aunque el ojo humano las percible homogeneizadas y tiene un gran poder de penetración en las zonas muy claras y muy oscuras después de unos instantes de adaptación, las emulsiones sensibles a la luz, tanto las transparentes como las opacas, captan los contrates de luces reales de las escenas y se “especializan” en las zonas de luces intermedias, en los grises en blanco y negro. para hacer correcciones (un negativo contrastado mas un papel suave igual a una copia normal y viceversa) y porque sobre gustos no hay nada escrito, los papeles se “gradúan” del 1 al 5 según su contraste: un papel del 1 es “suave” porque da muchos grises intermedios y uno del 5 es “duro” porque da muchos claroscuros y apenas grises. Cuando los fotógrafos “normalizan” el proceso de revelado de los negativos y utilizan la misma película y el mismo proceso eligen un papel de un grado, el que sea, y con ese papel lo hacen todo. Aunque funciona como un proyector de luz en vez de como un receptor, una ampliadora tiene los mismos mecanismos que las cámaras fotográficas, fundamentalmente los conocidos anillos de enfoque y diafragmas mas un obturador, en este caso un pequeño cronómetro, aunque también se pueden hacer fotos con un reloj de pulsera y el interruptor de la luz. Aunque para enfocar es preferible mantener el diafragma abierto a tope (1:2.8 ó 1:3.5), para las tiras de pruebas y las copias es preferible cerrarlo un par de pasos (1:5.6 ó 1:8). Teniendo en cuenta que los papeles tienen un indice de sensibilidad de 4 ISO, los tiempos de obturación, normalmente de varios segundos, deben hallarse realizando “tiras de prueba” con un trocito del mismo papel sensible en el que se proyecta hacer la copia. Las tiras de prueba deben colocarse en la zona de luces más variopinta de la imagen negativa proyectada por la ampliadora, en la zona más significativa (en la cara si se trata de un retrato) o, si se desea llevar el sistema de zonas hasta sus últimas consecuencias, en la zona clara de la proyección que el fotógrafo quiere que salga con detalle en la copia, la zona oscura en la que ha medido la luz en el momento de la toma. Aunque se suelen hacer escalas de tiempos sumadas (3, 6, 9, 12, 15…) lo propiamente fotográfico es doblar los tiempos de exposición, igual que con la cámara (lo correcto es 3, 6, 12, 24, 48…), pues de ese modo la separación entre 2 bandas consecutivas es de 1 paso de diafragma y además se consigue un tiempo de exposición claro y uno oscuro para compararlos con el correcto. Teniendo en cuenta que habría que esperar mucho tiempo para ver las superficies secas y endurecidas y por tanto su grado de oscurecimiento, salvo que se disponga de un horno deshidratador para estos menesteres, lo recomendable es reducir un 10 % el tiempo de exposición total en el momento de realizar la copia. Si se hace una reserva o tapado de luces en alguna zona de la foto en el momento de ampliar las fotos conviene ejecutarla tapando a mitad de distancia de la ampliadora y del papel y mover contínuamente la mano o la silueta opaca con la que se realiza la reserva, naturalmente sólo en el caso de que el fotógrafo pretenda que el tapado pase desapercibido. Los fotógrafos no deben conformarse con presentar resultados incompletos. Las fotos deben presentarse acabadas, aunque sin pasarse. Una representación vaga de lo que podría haber sido un resultado final prometedor sólo aporta inconvenientes y pérdida de confianza al fotógrafo. Aunque la moda del momento sea otra, siempre es preferible deslumbrar por el ingenio fotográfico que por los cuantiosos gastos en papelería, enmarcado o impresión. Personalizar los resultados llenando de subjetividades y toques personales una técnica tan antigua y llena de mecanismos como la fotografía es la única justificación para mantener activo un laboratorio.

- Burguesito, burguesito | eXp. @ACADEMIA15M

pardillos esclavos #gratisNOtrabajo

Las pérdidas, #LOST, que se declaró el oligopolio mediático dirigido por Juan Luis Cebrián, conocido en el gremio como Janli el ejercicio 2011 ascendieron a -451.000.000 €, de los cuales +8.200.000 € en concepto de su sueldo, fueron a parar a su bolsillo, por algo es Académico, pero lo que me sorprende es que las pérdidas totales del grupo coinciden con lo que obtuvieron por la venta de su principal activo, la cadena Tv Cuatro, que ha seguido funcionando razonablemente en la otra empresa que la compró y en atención a sus trabajadores en activo merece mi respeto. Me refiero solo al vendedor. La coincidencia es tanto más sorprendente porque las cifras de la otra empresa de la competencia, que también fue vendida en el mismo ejercicio 2011, laSexta, por 218.000.000 € casi coinciden a su vez con las pérdidas, en su caso totales de -248.000.000 € que arrastra Jaume Roures y su banda según la consultora PwC. Hay que advertir que en los actos de compraventa y más de ese volumen, tanto comprador como vendedor se echan números que tienen que ser revisaos por muchos ojos con intereses en la operación, por lo que no se puede dudar de su veracidad. Ahí al menos tiene que haber algo real.
– A los editores de ahora les interesa más el detalle que la historia, Vitalino Napolitano, paparazzi y algo se me debe estar pegando porque que los ingresos por ventas y laspérdidas declaradas coincidan en la cifra, casi lo mismo que coinciden los sueldazos que se imponen sus dirigentes en ambos grupos, puede ser el nuevo tipo de ingeniería financiera equivalente que se me escapa, pero no me cabe duda que se parece, la técnica contable digo, a la que empleó el liquidador de Air Comet, viajes Marsans y después el holding de la familia Ruiz Mateos: lo 1º es autoimponerse su sueldazo, en el caso del último 500.000 ? al mes, y seguidamente ir desprendiéndose de los activos, locales, marcas, algunas empresas aún en funcionamiento, y de lo que pillan o rapiñan, llevarse lo que pueden sus dirigentes antes de que se lo lleve o quite cualquier otro acreedor. Aunque no coincidan las cifras que se declaran, cualquiera puede observar el mismo procedimiento de actuación en otras muchas empresas, familias e instituciones. Como técnica contable, si lo es, espero que no sea lo que se estudia en las escuelas de negocios en las que aprendieron y donde enseñaron #Urdangarín y su socio Torres, pero en cualquier caso eso el ir demoliendo empresas cada vez más grandes para que sus promotores, conocidos como inversores, hasta empresarios que crean riqueza se les oye regodearse, se cobren las primas de riesgo, subprime, CDS, crédit default swap, seguros del capital invertido contra la quiebra, lo que se describe en el documental Inside job como maquinaria destrucción empresarial y social realmente se trata de gastar sin freno y quedarse con las comisiones de las compraventas según se va desmoronando la cosa, muy parecido también al pillaje sin escrúpulos de toda la vida de unos cuantos privilegiaos que pillan cacho, como también se dijo siempre, de lo que es común o colectivo. Por más que sea perfectamente legal entre empresas, ese tipo procedimiento o asalto se diferencia poco del que intentó la suegra del Torer@ Jesulín de Ubrique asignándose 1 pensión vitalicia por invalidez a costa la Seguridad Social, donde ni siquiera había cotizado pues al fin y al cabo los llamaos #banksters System que propician ese tipo negocio se descuentan la primas de riesgo, subprime, CDS, crédit default swap, seguros del capital invertido contra la quiebra y como llegao el coso se lo cargan al debe de los estados donde operan con impunidad, nunca pagan. Ya digo que ésta técnica o procedimiento financiero basao en la quiebra de sociedades cada vez más grandes no puede dejar de asombrar. Al menos en la propaganda que se hacen o en lo que dice de la cosa que sea eso, incluso en las enseñanzas de técnicas contables, el principio de empresa en funcionamiento es diferente respecto de las cuentas que se hacen a las liquidaciones y pienso que este tipo gestores de ruinas y quienes los amparan, pues de alguna manera las pérdidas finales se cargan invariablemente, no solo las de las instituciones, al erario público, es lo que pretenden que se confunda al irles en la destrucción ajena, o que solo sea en la destrucción a secas, pues también los hay que se hunden a sí mismos, su propio beneficio. O sea, eso es lo que se hace pasar crear riqueza y empleo en los plató de las cadenas Tv, aunque la cosa que de la mayoría de las ocasiones en que solo se pagan los sueldos los dirigentes. Su versión es que en unos estados, curiosamente donde suelen tener alojao su negocio solvente, las sociedades declaran impuestos al -15% de los beneficios mientras que en otros se declara hasta el -30%, cuando en realidad lo que hacen en declararse como pérdidas en estos últimos hasta las ventas extraordinarias que consiguen: el grupo PRISA multiplicó X6 las pérdidas declaradas en 2011 respecto del año anterior, que ya fue malo. En informática también hay diferencia abismal entre las páginas web estáticas, que se quedan ahí como los postes o carteles de las calles mientras aguanten, a diferencia de las web dinámicas que se van actualizando con el uso, las visitas en las que se crean conexiones con los navegadores muy útiles en las búsquedas posteriores, de forma que incluso sin volver a tocarlas tienen cierto recorrido temporal, como lo pueden tener en los comentarios que se hacen y también cuando se continúa la investigación, que es lo que me propongo, entre otras razones porque sigo sin entenderlo y no porque me proponga hacer o haya hecho nunca algo ni parecido. La quiebra de Lehman, Madoff y AIG del 2008 coincidieron en fechas con el asesinato del joven Ussía en la discoteca del balcón de Rosales, de donde parte el Teleférico de la Casa de Campo, suceso al que los medios convencionales sí dedicaron amplios y duraderos despliegues a diferencia. Aunque no fueran los de Roures y Cebrián habría que mirar si sacaron algo entre los resultaos y clasificaciones de los eventos deportivos en los que han estao volcaos, pues incluso empleaban el término #revolution circunscrito a la presentación de secuelas de videojuegos o a los caprichos musicales del cantante que querían poner o seguir manteniendo en el candelabro. Es triste hasta de contarlo pero en el tiempo que he trabajao manejando las tremendas base datos relacionales de empresas principales, creo que incluso era la proveedora de las otras, pues me ha resultao reconocible en otras experiencia, como por ejemplo las reclamaciones a registros de morosos y algunos #banksters a los que revenden o compran sus deudas empaquetadas a precios ínfimos, se prefería invariablemente a los empleaos adictos a los videojuegos, incluso en horarios de trabajo, engaño que consiste en asignar el pago de las megalomanías más atroces a los pobres de estados que realmente vampirizan a cambio de dejar que unos cuantos indivíduos sigan engrosando la deuda mientras los dejan, puesto que está asegurao y es lo que ganan. También observo con preocupación que debo ser de los pocos lectores que sabe apreciar la diferencia sutil pero brutal que hay entre los análisis, algo así como desmenuzar en partes lo que se observa, y las síntesis o resumen breve de lo estudiao pero intentar apuntalar este tipo de cosas que están haciendo, dejar que siga pasandao, hasta echarle migajas quienes se regodeen con ese tipo cosas, contribuye a la misma pulsión destructiva.